Costa Rica recopila su historia en un nuevo museo

Cerca de 7.000 piezas, entre otras joyas arqueológicas, serán apreciadas por turistas que visitan San José.


El Museo del Jade y Arte buy levitra 10mg tab Precolombino de Costa Rica brinda una mirada al pasado de los tesoros arqueológicos de ese país y al trabajo de los indígenas y sus rutas para comercializar la piedra preciosa.

“Aquí se encuentran nuestros antepasados, cómo vivieron, en qué creyeron. Son piezas exquisitas en detalles, que destacan el trabajo de nuestros ancestros”, explicó Sergio García, arqueólogo del museo.

El Museo del Jade abrió sus puertas en un nuevo edificio de la capital, San José. Con una inversión arquitectónica superior a los 18 millones de dólares, cuenta con una colección de 7.000 piezas de jade, cerámica y piedra, que datan en su mayoría de entre los años 500 antes de Cristo y 1.500 después de Cristo.

Sus pasillos y salas invitan a caminar por la época precolombina, su simbolismo, sus eventos sociales y las ceremonias de los chamanes de esas épocas.

En el trayecto, la exposición también hace una revisión de las principales actividades realizadas para la obtención de alimentos, como la pesca, la caza y la agricultura, así como de detalles acerca de su arquitectura y parte de su dieta.

 

 “Es el único museo que tiene toda la colección dispuesta al público”, expresó Laura Rodríguez, su directora.

Anteriormente, parte de la colección había estado guardada en bodegas por falta de espacio para ser exhibida en el antiguo Museo del Jade.

Los escenarios cuentan con una gran cantidad de elementos museográficos novedosos y atractivos, que permiten que tanto niños como jóvenes y adultos interactúen con los materiales y la información. También aborda la mitología precolombina, los encuentros bélicos, rituales y descubrimientos de la época. Además, posee algunos objetos de origen maya y de Honduras, lo que habla del comercio de esa época. En el edificio, de cinco plantas, se muestran indumentarias precolombinas, el tipo de música que hacían los nativos y el significado que le daban, así como las técnicas que empleaban en la elaboración de utensilios tanto de uso cotidiano como ceremoniales. En las salas finales se pueden observar tradiciones que se conservan hasta la actualidad.

EFE

El Tiempo