Una obra totalmente nueva, expansiòn y mejoras, son parte de la nueva cara de AIJS

MEJOR INFRAESTRUCTURA Y SERVICIOS PARA LOS PASAJEROS

Con un proyecto dividido en tres grandes áreas, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría ofrece a partir de ahora, obras nuevas y otras mejoradas, con el fin de proporcionar áreas más cómodas y modernas para los viajeros.

Dentro de los cambios realizados en el 2015 destacan:

–          Nuevo Edificio Bloque G, al este de las salas de abordaje.

–          Expansión y mejoras del Bloque F incluyendo cambio en el puente móvil de abordaje.

–          Expansión de Rampa Principal y pavimentos de apoyo.

En lo que respecta al nuevo edificio del bloque G, se trata de una obra totalmente nueva, ubicada al este de la salas de abordaje y consiste en un edificio de más de 3.450 m2 distribuido en dos niveles.

En el nivel de rampas se ubica el pasillo estéril que aísla a los pasajeros que entran de los que salen del país, cumpliendo así con la regulación solicitada por Federal Aviation Administration – FAA.

En el primer nivel se encuentra la sala de espera para 600 pasajeros y ofrece, por primera vez en el aeropuerto, módulos de trabajo para carga y cómputo para el uso de viajeros. También cuenta con un área de concesión para uso comercial en el noreste del edificio, que habilitará futuras áreas de tiendas y restaurantes.

Esta sala cuenta con dos puentes de abordaje móviles para atender aviones de cuerpo ancho como A-340-600 ò B777.

Como parte del alcance de este proyecto, se incluyó una expansión de 450 m2 en el edificio existente F. También se trabajó en la expansión de la rampa principal y pavimentos de apoyo.

Para esta ampliación se demolió el asfalto existente y se remplazó con concreto un área de 6.700 m2 de losas nuevas de piso con un espesor de 42 cm y dovelas de acero de 41 mm de diámetro, además se incluyeron dos hidrantes de suministro de combustible y se reubicaron los 4 existentes.