Apuesta millonaria tanto en el aeropuerto de la ciudad como en la principal playa. Costa Rica ensancha sus ventanas al mundo

El aeropuerto Juan Santamaría recibirá inversión cerca de $50 millones durante el período 2017-2018. El Aeropuerto Daniel Oduber, recibirá una inversión de $10 millones.

Costa Rica ha demostrado en los últimos años ser un destino preferido por aerolíneas de todo el mundo, inclusive las europeas; la demanda de compañías entrando y el tráfico de pasajeros internacionales son crecientes y se mantiene de forma constante, lo que presiona por el crecimiento de infraestructura, de todo nivel, en sus aeropuertos más estratégicos.

En ese sentido, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, localizado en el área metropolitana, experimentará una ampliación en el extremo oete del edificio terminal y otras adecuaciones de la infraestructura operacional y de pasajeros en el período 2017-2018, que sumarán aproximadamente $50 millones.

El operador privado del aeropuerto, AERIS, proyectó una tasa de crecimiento del 8% en el tráfico de pasajeros, aunque los primeros meses del año presentan una tendencia un poco mayor, alrededor del 10%.

Este comportamiento, sumado a la llegada de nuevas aerolíneas que estimulan el crecimiento del tráfico aéreo, anticipan la necesidad de obras adicionales al plan maestro que se ejecutará este año, para satisfacer la demanda.

Una presión adicional que recae sobre el Santamaría – el de mayor tamaño en Costa Rica – , es el rezago en el proyecto para edificar un nuevo aeropuerto en la zona metropolitana, específicamente en Orotina. En tanto este proyecto encuentre amarras, será necesario extenderle la vida útil actual.

De acuerdo con el director ejecutivo de AERIS, Rafael Mencia, la expansión del Aeropuerto Juan Santamaría continúa y el Consejo Técnico de Aviación Civil recién aprobó una recomendación hecha por el concesionario privado dentro del diseño de su plan maestro para el principal aeropuerto costarricense.

“Contempla la construcción de tres salas de abordaje hacia el oeste; primero vamos a construir dos hacia el oeste, lo que llamamos Bloque V; esas dos salas están diseñadas para aviones clase c, aeronaves de mediano tamaño según su envergadura y comenzaremos con esa ampliación en el primer semestre del año”. Rafael Mencia.

Esto puede significar una inversión de $20 millones, obras que pudieran comenzar en junio de este año y tener lista la infraestructura para la temporada alta de 2018, posiblemente enero.

Mencia aclaró que el Bloque V, puede construirse fácilmente sin mover aún los talleres de mantenimiento de Coopesa, empresa que contempla su traslado y ampliación, para también dar más espacio de expansión al Santamaría, lo cual podría ocurrir en el 2018, agregó.

El Bloque V conectará con el actual edificio terminal y abarcará también la ampliación, para también la ampliación de posiciones de chequeo de pasajeros para los actuales instalaciones en su planta baja, al integrarse completamente toda la infraestructura nueva con la existente; a parte posiciones adicionales de estacionamiento de aviones, las cuales serán hechas en concreto para soportar mejor el peso de las aeronaves y la integridad de operación de las mismas.

Estas obras 2017-2018 también incluirán un edificio terminal para pasajeros domésticos y su respectivo parqueo, obras que se comenzarán a edificar también en el 2018 por un monto de inversión de $8 millones.

Otras obras para este período inmediato son una nueva calle de rodaje o movilización de aeronaves, para hacer más expeditos los despegues en el sentido de este hacia oeste, y en obras de infraestructura de seguridad en las pistas, que sumarán alrededor de $19 millones.

ACCESO A LA PLAYA TAMBIÉN SE ENSANCHA

El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, ubicado en Liberia, Guanacaste, está siendo modernizado y ampliado en su edificio terminal, con un monto de inversión de más de $10 millones.

De acuerdo con el gerente general de Coriport, concesionario de la terminal de pasajeros del Oduber, César Jaramillo, la capacidad actual del aeropuerto es para movilizar 1.2 millones de pasajeros en ambas vías por año. Mientras que con la ampliación pueden movilizarse con comodidad hasta 1.5 millones, lo que se proyecta afrontará el crecimiento hasta 2022 y 2023.

Aunque Jaramillo detalló que puede ser por más tiempo, dependiendo de la composición futura de los orígenes de vuelo y sus respectivas horas de llegada y salida. “Este es un cálculo conservador bajo el supuesto que todo se compone como hasta ahora”, indicó.

“Mas adelante serán necesarias inversiones en rampas y deseable la adquisición de más puentes. Son cosas que se están evaluando. En el tema de la pista, por ahora y hacia ese plazo, quizá solo se requiera mantenimiento”. César Jaramillo.

Para el Director General de PIASA CONSULTORES, firma de arquitectura e ingeniería a cargo del diseño y expansión de la nueva terminal del Oduber, Luis de Ezpeleta, la inversión corresponde a la ampliación de las salas de abordaje, el área comercial y los servicios internos de administración, como oficinas para aerolíneas, check in counters, entre varios. Igualmente se amplía la capacidad del manejo de equipaje, para la cual se está colocando una tercer banda”.

Revista Inversión Inmobiliaria. Junio 2017.