Aeropuerto Daniel Oduber es la primera terminal aérea de Centroamérica en ser carbono neutral

Liberia, Guanacaste. El Aeropuerto Internacional Daniel Oduber de esta ciudad se convirtió este viernes en la única terminal aérea en la región que es certificada como carbono neutral.

“Hay un orgullo en tener la casa linda”, comentó César Jaramillo, gerente de Coriport, la empresa a cargo de la gestión de la terminal.​

“Esto es una contribución más a lo que le entregamos a los turistas”, añadió el ejecutivo.

La certificación corrió por cuenta de la Universidad Earth y fue impulsada por Coriport. ​

Para lograr la certificación fue necesario realizar la cuantificación de gases de efecto invernadero que arrojaba este complejo aéreo, desarrollar proyectos de reducción de residuos y la recuperación de gases refrigerantes.

Con las acciones se lograron reducir 148 toneladas de dióxido de carbono del 2015 al 2016.

Para Aileen Ocampo, presidenta de la Cámara de Turismo Guanacasteca, la certificación va encaminada a cumplir una meta propuesta por toda la provincia.

“Tenemos muy claro que Guanacaste debe ser un destino sostenible al igual que otros”, aseguró Ocampo.

Además de las medidas tomadas para conseguir la certificación el aeropuerto cuenta con un centro de logística ambiental para la trata de residuos aeronáuticos de las 18 aerolíneas que llegan al Daniel Oduber.

Por este puerto de entrada viajan 1.1 millones de turistas año a año y las estimaciones de las autoridades es que este número crezca.

La certificación

Carlos Murillo, de la Earth, explicó cuál es el proceso para obtener este tipo de certificación, el ISO ambiental.

El experto comentó que la primera parte es una revisión de las políticas institucionales, incluyendo el manejo de desechos y manejo de energía.

El proceso además conlleva un inventario los materiales utilizados para poder realizar el cálculo con el que se medirá la huella de carbono.

Murillo indicó que el siguiente paso es realizar una propuesta de acciones para la disminución de esta huella después se realiza una medición y se procede con la certificación.

“Lo que le estamos diciendo a los turistas, a los vecinos y a los trabajadores es que este es un aeropuerto moderno”, concluyó.

Teletica

Adrián Fallas

17 de noviembre, 2017